Saltar al contenido
dragonesonline.com

El dragón que escupía caramelos 🍬

Disfruta este increíble cuento infantil de dragón para dormir que te enseñará el gran valor de la vida. 

Al terminar de leer uno de los más fabulosos cuentos infantiles cortos de dragones reales. Sigue disfrutando de nuestra categoría de cuentos sobre dragones y cuentos con dragones para niños.

Cuentos de dragones para niños

Cuentos de dragones reales

Había una vez un dragón muy, pero muy diferente. Este dragón nació con un poder especial, pero algo inusual. 

El pequeño dragón llamado Anubis, en vez de escupir fuego como los demás dragones, escupía caramelos. 

Siempre se sentía muy triste, porque sus amigos se burlaban de él por no poder escupir fuego, y le decían. 

Foruidea Funny Dragon Kids Mochila para niños.

Karactermania Dragon Ball Saiyan 3D – Mochila Infantil.

“Nadie te va a temer, serás un dragón débil”. 

El pequeño dragón vivió una época muy triste, pero un día al volverse mayor, decidió cambiar su vida por completo. 

Puede que no pudiera ni tostar unas simples almendras, ni elevarse dos palmos del suelo con sus débiles alas. Pero lo que sí tenía claro, es que su diferencia con los demás dragones, lo hacía un dragón único. 

Caminó y caminó sin mirar atrás durante varios días por el Bosque Negro que rodeaba la Tierra de los Dragones hasta que llegó a un claro donde no había nada más que hierba verde. El dragón se quedó asombrado mirando aquella hierba. Jamás hubiera imaginado que de la naturaleza pudieran brotar colores tan hermosos.

Era lógico que nuestro amigo no hubiera visto nunca algo así, ya que sus vecinos incendiarios lo arrasaban todo en sus prácticas de vuelo.

Mientras miraba embelesado aquel milagro de la vida apareció una viejecita que parecía salir de la nada y le dijo:

– Amigo dragón, ¿qué miras con esa cara de asombrado?- preguntó la vieja.

– Miro los colores del campo- respondió el dragón-. Nunca los había visto.

– Y, ¿por qué no los quemas?- insistió la buena señora, a ver si lo provocaba.

– Porque no puedo -dijo el pobre dragoncito, con cara de pena-. No tengo fuego en mi garganta, ni fuerza para volar, ni nada que merezca la pena.

Entonces, la vieja bruja le miró a los ojos fijamente, estudiando la profundidad de su mirada. Después de un rato observando a aquel dragón le dijo, muy seria:

– A ti lo que te pasa es que te falta valor para intentarlo. ¿Hace cuánto tiempo que no das un salto e intentas volar?

El dragón la miró sorprendido. Descubrió que jamás había intentado volar alto, que sólo agitaba las alas un poquito, pero sin ponerle empeño ninguno. 

Así que decidió comenzar a tratar, y por más que se caía, no dejaba de intentarlo. Hasta que lo logró. 

La vieja al ver el esfuerzo del dragón le dijo:

Dragon Ball Xenoverse 2.

Dragon Ball Z: Kakarot.

“Soy una bruja, al ver tu gran esfuerzo puedo darte el don de ser como tus amigos y escupir fuego”. 

El dragón tuvo un momento de ilusión y felicidad, pero recordó el hermoso bosque que no había sido incendiado por los demás. Esto le llevó a la mejor decisión de su vida. 

No quiero ser como los demás, sé que tengo un don único. No quiero escupir fuego y dañar los hermosos bosques. – dijo el dragón. 

La bruja sorprendida y feliz por ver el buen gesto del dragón, decidió otorgarle un nuevo deseo. 

Querido dragón, ¿qué te gustaría que te concediera? – dijo la bruja. 

Quisiera ser un buen dragón y darle caramelos a los niños del pueblo. – respondió el dragón. 

La bruja le concedió dicho deseo, y el dragón se convirtió en el mejor amigo de los niños y el gran protector del bosque. 

Desde ese hermoso día, el dragón volaba muy alto, cuidaba del bosque y sonreía al saber que hacía el bien. 

Recuerda mi pequeño dragón. No importa que seas diferente a los demás, cada uno de nosotros tiene un poder único.

Sigue disfrutando de nuestros cuentos de dragones en la parte inferior.



¿Y tú qué opinas? Coméntalo debajo. 👇


error: El contenido está protegido