Saltar al contenido
dragonesonline.com

El dragón que no podía volar ✨

Cuentos sobre dragones, una de las mejores historias de dragones reales

Además disfruta de la categoría de cuentos de dragones que tenemos en nuestra web.

Cuentos infantiles de dragones cortos

Historias de dragones cortas

Érase una vez en la Tierra de los dragones, vivía un dragón muy triste porque no podía volar. 

El dragón no tenía alas grandes como otros dragones y esto le impedía volar, ya que era muy pesado. 

El dragón llamado Richard soñaba con volar muy alto y vigilar todo el pueblo, como el cuento del dragón del día y la noche.


TE VA A INTERESAR: El dragón del día y la noche cuento


Richard había nacido con defectos en sus alas y pensaba que no sería nunca capaz de volar. 

Sin embargo, existía una hada mágica que le podía conceder un deseo, si éste cumplía con un reto.

El reto se basaba en lo siguiente. 

Subir a una montaña muy, pero muy fría, parecida al Monte Everest, y con su fuego ayudar a los aldeanos a calentar sus casas. 

El dragón haría lo que fuera para poder volar, así que aceptó. 

Comenzó a correr hacia la montaña, pero cada vez que subía más y más, se tornaba más difícil por su peso y por el clima tan frío. 

Pasaron cinco días y el dragón estaba a punto de rendirse. Lo que no sabía era que el hada mágica siempre estaba pendiente de él. 

Cuando Richard estaba a punto de rendirse, escuchó la voz de un pequeño niño que gritaba. 

¡Auxilio! 

Richard estaba muy cansado, pero sabía que su sueño de ser el héroe dragón le impedía marcharse. Así que fue en búsqueda del niño. 

Hubo una tormenta muy fuerte de nieve, pero gracias al fuego, pudo seguir adelante. 

Caminó varios kilómetros, sin mirar atrás, todo por salvar al niño que escuchaba gritar. 

Cada vez estaba más cerca de la voz del niño, hasta que llegó a una roca muy grande. 

Sentía la voz muy cerca. Estaba seguro que el niño estaba detrás de la roca. 

Escupió una bola de fuego muy grande y destruyó la roca. Sin embargo, el niño no estaba. 

Se sentó y pensó que algo malo le había sucedido al niño. 

Y de pronto ocurrió. 

Todo se aclaró, la tormenta de nieve terminó y el hada mágica apareció frente a él y le dijo. 

  • “Felicidades. Lo has logrado”. 

Richard no entendía lo que había sucedido. Y preguntó. 

  • “¿Qué sucede?” 

“Has logrado llegar a la meta. Además, gracias a la roca que has destruido, el fuego ha bajado de la montaña y calentado las aldeas. Ahora te concederé el deseo de volar”. – dijo el hada. 

Utilizó su magia y el dragón le crecieron las alas. 

Ya era un dragón como los demás. Pero su rostro seguía triste, y el hada preguntó. 

  • “¿Qué te sucede? 

“Escuchaba la voz de un niño, escale y escale para encontrarlo, pero nunca pude salvarlo” – respondió el dragón

El hada sonrió y dijo. 

Querido dragón, nunca hubo un niño, todo lo hice yo para que no te rindieras y no miraras hacia atrás. 

Allí el dragón entendió que cuando luchas por algo y estás a punto de lograrlo, se necesita un empujón para no rendirte. 

Desde aquel día el dragón se convirtió en un héroe, siempre vigilaba al pueblo y cualquier persona que necesitara de él, como los aldeanos de la montaña; estaría para ayudar. 

Un cuento de un dragón

Esperemos que te haya gustado este cuento corto de dragón para preescolar. Además, te invitamos a seguir disfrutando de los cuentos de dragones para niños

Si te ha gustado este cuento, no olvides dejar tu comentario en el apartado inferior. 


¿Y tú qué opinas? Coméntalo debajo. 👇


error: El contenido está protegido